PACO SÁNCHEZ DE NUEVO

Otra foto

Escrito por Paco Sánchez
27 de Noviembre de 2010
(Me parece el simil del vendaval es aprovechable para muchos planteamiento vitales, de muy diverso orden, no sólo para las necesidades actuales de este país)

Pueden darse y se han dado muchas explicaciones a la foto que obtendrá hoy Zapatero con una treintena de grandes empresarios españoles: desde la meramente electoralista —en plena jornada de reflexión de las catalanas— hasta la más sencilla: intenta producir la impresión de que hace algo. La acertada, sin embargo, quizá sea aquella que interpreta esta reunión como una respuesta a otra foto poco amable, la que sale de la «Propuesta Transforma España», elaborada por cincuenta especialistas y cincuenta líderes empresariales bajo los auspicios de la Fundación Everis: «Una visión optimista —dicen los autores— pero contundente de la sociedad civil española».
Leí la propuesta hace un par de semanas y, realmente, cumple con ambos adjetivos desde su mismo comienzo, con la cita de un proverbio asiático: «Cuando empieza a soplar el viento, algunos corren a esconderse mientras otros construyen molinos de viento». Al proverbio le faltan otros dos actores: los que niegan que exista el viento y los que dicen que construirán molinos sin la menor intención de hacerlo. O incluso un tercero: los que se sientan a esperar que el huracán arrase a sus enemigos.
Recomiendo la lectura del informe —está disponible en internet—, porque responde al tipo de óptica que necesitamos: un examen profundo y valiente de nuestra situación acompañado de un plan estratégico que me parece difícil pero hacedero.
Junto a aspectos claramente positivos, la parte crítica del informe muestra que el valor-país de España ha empequeñecido hasta niveles de 1997 y prevé, si nada cambia, un empobrecimiento mayor para el 2020. Piensan que esto se puede evitar y articulan ocho actuaciones que permitirían devolvernos al grupo de cabeza. En el fondo, suponen un replanteamiento del sistema político, social, educativo y administrativo. Pero vale la pena considerarlas.

Vigo, Opus Dei