NOTICIAS DE LA JMJ 2011

Decreto pontificio de indulgencias para los participantes en la JMJ 2011 Madrid
Jueves, 11 de agosto de 2011





Se concede la Indulgencia plenaria a los fieles que devotamente participarán en alguna sagrada función o piadoso ejercicio que se desarrolle en Madrid durante la “XXVI Jornada Mundial de la Juventud” y a su solemne conclusión, siempre que, confesados y verdaderamente arrepentidos, reciban la Santa Comunión y piadosamente recen según las intenciones de Su Santidad.
Además, se concede la Indulgencia parcial a los fieles -dondequiera que se encuentren durante el susodicho encuentro- si al menos con el ánimo contrito, elevarán sus plegarias a Dios Espíritu Santo, a fin de que impulse a los jóvenes a la caridad y les dé la fuerza de anunciar el Evangelio con su propia vida.
Se hizo público el Decreto de Concesión de Indulgencias con ocasión de la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid por parte de la Penitenciaría Apostólica y por mandato del Santo Padre Benedicto XVI.
En efecto, firmado el pasado día 2 de agosto, en la piadosa memoria de la “Porciúncula” -por el Cardenal Fortunato Baldelli, Penitenciario Mayor y por Mons. Gianfranco Girotti, Obispo titular de Meta y Regente de la Penitenciaría Apostólica- se lee en el mencionado decreto- que “se concede la Indulgencia plenaria a los fieles que, con ocasión de la XXVI Jornada Mundial de la Juventud, confluirán a Madrid con espíritu de peregrinación. Además, también podrán obtener la Indulgencia parcial todos aquellos que, independientemente de donde se encuentren, recen por los propósitos espirituales de este encuentro y por su feliz éxito.
Asimismo se lee que dado que recientemente la Penitenciaría Apostólica recibió la súplica del Cardenal Antonio María Rouco Valera, Arzobispo de Madrid y Presidente de la Conferencia Episcopal Española, a fin de que los jóvenes puedan obtener los esperados frutos de santificación de la XXVI Jornada Mundial de la Juventud, que se celebrará del 16 al 21 de este mes de agosto, en la capital española, y que tendrá por tema: “Arraigados y fundados en Cristo, firmes en la fe”; la mencionada Penitenciaría, habiendo expuesto al Santo Padre estas consideraciones, ha sido dotada de especiales facultades para dispensar, mediante el presente Decreto, el don de la Indulgencia, según la mente del mismo Pontífice con la siguiente modalidad:
Se concede la Indulgencia plenaria a los fieles que devotamente participarán en alguna sagrada función o piadoso ejercicio que se desarrolle en Madrid durante la “XXVI Jornada Mundial de la Juventud” y a su solemne conclusión, siempre que, confesados y verdaderamente arrepentidos, reciban la Santa Comunión y piadosamente recen según las intenciones de Su Santidad.
Además, se concede la Indulgencia parcial a los fieles -dondequiera que se encuentren durante el susodicho encuentro- si al menos con el ánimo contrito, elevarán sus plegarias a Dios Espíritu Santo, a fin de que impulse a los jóvenes a la caridad y les dé la fuerza de anunciar el Evangelio con su propia vida.
Y a fin de que los fieles puedan hacerse intérpretes más fácilmente de estos dones celestiales, la Penitenciaría Apostólica pide a los sacerdotes, legítimamente aprobados para la escucha de las confesiones sacramentales, que con ánimo dispuesto y generoso se presten a recibirlas y propongan a los fieles oraciones públicas por el buen éxito de la misma “Jornada Mundial de la Juventud”.
Por último, se indica que el presente Decreto tiene validez para este evento, no obstante cualquier disposición contraria.
(Traducción de Radio Vaticana)

Vigo, Opus Dei