OPINA UN EXPERTO EN ENSEÑANZA

Entrevista a Alfonso Aguiló, fundador de cinco colegios católicos en tres años

IN ENTREVISTAS / BY GABRIEL A. / ON 24 FEBRERO, 2014 AT 12:15 /
El Presidente de la Fundación Arenales, en entrevista para Infovaticana, valora
la situación actual de la enseñanza en España y las perspectivas para el futuro.
Alfonso Aguiló nació en Madrid en 1959. Es Ingeniero de caminos y desde 1991 es Vicepresidente del Instituto Europeo de Estudios de la Educación (IEEE). Desde 2007 además Presidente de la Asociación Madrileña de Empresas Privadas de Enseñanza (CECE MADRID) y desde 2011 es Vicepresidente de la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE)
Ha publicado diez libros sobre temas de educación y antropología: “Tu hijo de 10 a 12 años” (1992, 8ª edición), “Educar el carácter” (1992, 8ª edición), “Interrogantes en torno a la fe” (1993, 5ª edición), “La tolerancia” (1995, 4ª edición), “Carácter y valía personal” (1998, 3ª edición), “Educar los sentimientos” (1999, 6ª edición), “25 cuestiones actuales en torno a la fe” (2001, 3ª edición), “¿Es razonable ser creyente?” (2005, 3ª edición) y “Carácter y acierto en el vivir” (2006, 2ª edición), “La llamada de Dios” (2008, 2ª edición), así como más de doscientos artículos en diversas revistas y publicaciones.
Ha sido director de Tajamar de 2002 a 2013. Desde 2009 es Presidente de la Fundación Colegio Alborada y desde 2010 Presidente de la Fundación Arenales.

No podemos empezar una entrevista a alguien que lleva tantos años vinculado a la enseñanza sin preguntarle por los informes PISA…  ¿Por qué cree que España se sitúa a la cola de esta evaluación? ¿Qué hemos hecho mal? ¿Es tan buena la educación en los países del norte de Europa cómo dicen?
En España hay un fuerte retraso y lógicamente se debe a un conjunto de causas no siempre fácil de explicar. En mi opinión, se debe sobre todo a la falta de exigencia en la familia y en la escuela, motivada en buena parte por las leyes de educación de las últimas décadas, que han reducido mucho la evaluación externa, la autonomía de los centros y la libertad de elección. Todo ello hace que el sistema sea poco dinámico y que se acomode y pierda nivel.

¿Cree que se ha podido producir una excesiva confianza de los padres en las instituciones educativas, que les ha llevado a delegar completamente su función educativa en los colegios, olvidando que la educación empieza y termina en casa?
Sin duda eso sucede. Los padres suelen delegar mucho en la escuela y sobre todo con demasiada frecuencia se ponen a la defensiva cuando hay problemas y dan la razón a sus hijos en contra de lo que les dicen en el colegio. Con independencia de que haya más o menos motivos de error por parte del colegio, es muy importante mantener una sintonía entre familia y escuela para lograr una buena educación, y si una parte desprestigia a otra quien siempre sale perjudicado es el alumno.

¿Cree que los padres pueden elegir el modelo de educación que quieran para sus hijos en cualquier punto de España? Si cree que no, ¿qué solución propone para acabar con este problema?
La libertad de elección de centro es mayor en unos lugares de España que en otros. A mí me gusta más hablar de igualdad de oportunidades que de libertad de elección, pues la igualdad es un valor mucho más reconocido hoy, y es lo que hay que lograr a la hora de elegir escuela: que haya la mayor igualdad de oportunidades posible para elegir una escuela que a uno le parezca adecuada a sus necesidades. Habitualmente se ha discutido mucho sobre cómo deben ser los baremos a la hora de adjudicar puestos escolares, pero eso resuelve muy poco cuando el problema es que muchos quieren unos determinados puestos escolares y otros no los quiere nadie. La única forma de que haya una igualdad de oportunidades efectiva es facilitar que los centros más demandados crezcan y los menos demandados disminuyan. Los que se vean disminuir espabilarán y mejorarán, con ayuda por supuesto, y en todo caso las familias recibirán una mejor atención, que es lo verdaderamente importante.


La educación concertada cuesta al estado la mitad de lo que cuesta la pública, en coste por alumno. ¿Por qué razones no se extiende este modelo?
Por razones políticas que me cuesta comprender. Creo que con el tiempo esto cambiará. Hay demasiadas personas que proclaman una idea vaga y no fundamentada de que lo público es bueno e igualitario, y lo concertado es negocio de gente con intereses torcidos. Si examinaran la realidad sin prejuicios y sin intereses de grupo, verían que no es así, y que lo público y lo concertado y lo privado deben coexistir en buena armonía, y que esa pluralidad de oferta debe crear una sana competitividad imprescindible para beneficiar a las familias. Pensar que cualquier competitividad es mala es otra de las ideas que han perjudicado mucho a la educación. Con el tiempo se irá haciendo cada vez más claro que la enseñanza concertada es una fórmula de enorme éxito en España y que no solo debe mantenerse sino potenciarse y extender a otros países.

¿Qué opina de las propuestas relacionadas con el cheque escolar? ¿Sería ésta una buena manera de garantizar esa libertad para los padres?
El cheque escolar es una buena fórmula, aunque por ahora insuficientemente ensayada. Para asegurar su buen funcionamiento hay que tantear cómo se conjuga su aplicación con los criterios de admisión en los centros. De todas formas, hoy en España es una fórmula implanteable por los posicionamientos políticos y por los intereses en juego. Por eso no soy partidario de insistir en ella sino en mejorar el actual modelo de conciertos, que puede ser tan bueno como el del cheque escolar.

¿Qué sentido tiene que el Homeschooling no sea legal en España?
La verdad es que no soy muy partidario del homeschooling pero desde luego me parece que se podría autorizar, con las debidas garantías.

¿Es justo el negocio que hacen anualmente, con los cambios de currículos, las editoriales? ¿Por qué eso no se critica por parte de algunos colectivos que sí critican que haya empresas privadas metidas en el mundo educativo? ¿Tiene relación esto con que algunos grandes grupos de comunicación quieren esconder que ellos hacen negocio con sus editoriales (véase PRISA con Santillana, por ejemplo)?
No creo que sea para tanto. Es cierto que supone un gran volumen de negocio, y que hay que ver el modo de disminuir esos gastos a las familias. Creo que se están tomando medidas en esa dirección y que se ha mejorado, aunque hay que seguir haciéndolo.

¿Es justo que los salarios de los profesores todos sean iguales en los colegios públicos y concertados? En Estados Unidos se tiene en cuenta más la formación de un profesor a la hora de pagarle, como puede ser tener un doctorado. ¿Podría ser éste un incentivo para atraer a personal más cualificado?
Creo que los sueldos de las enseñanza en España no son bajos respecto a los niveles de países de nuestro entorno, y sobre todo no creo que el incentivo económico sea el más efectivo para mejorar la enseñanza en el país. Sí creo que debería haber una carrera docente que supusiera una mayor diferencia salarial según categorías y méritos, y no simple y exclusivamente por trienios de antigüedad, como sucede ahora.

¿En qué etapas educativas ve viable la educación online para reducir costes en las mermadas arcas del Estado?
Quizá en bachillerato y FP podría avanzarse mucho, sobre todo pensando en personas que en su momento no obtuvieron esas titulaciones y pasados los años quieran obtenerlas.

¿Es legítimo que empresas con ánimo de lucro opten por gestionar centros educativos con fondos públicos, como los colegios concertados? Sabemos que en los colegios religiosos el dinero no es el móvil para la fundación de estos centros educativos, sino la evangelización. Pero, ¿y en los colegios que no son religiosos?
Soy firme partidario de las instituciones sin ánimo de lucro en la educación, pero no por eso pienso que el ánimo de lucro sea pernicioso. La mayoría de los grandes avances científicos y de servicios en los últimos siglos han surgido de empresas con ánimo de lucro, y han hecho avanzar el desarrollo de los países y eso no tiene por qué ser malo. Lo que hace falta es que unos y otros, todos, también los centros públicos, rindamos cuentas del dinero público recibido. Pienso que debe haber igualdad de oportunidades en el acceso al dinero público y que la clave está luego en la rendición de cuentas, en implantar modos de que ese dinero público vaya a las personas e instituciones que mejor lo hagan rendir en servicio de los ciudadanos, con independencia de que sean instituciones públicas o privadas, con ánimo de lucro o sin él.

¿Por qué hay instituciones católicas con más marca que la Fundación Arenales que son incapaces de generar los colegios que la Fundación que preside ha conseguido en tres años?
Cada institución tiene sus estrategias y sus planes en cada momento, y el hecho de crecer no siempre es la mejor medida de la pujanza de una entidad educativa. En la enseñanza en nuestro país hay numerosísimas instituciones prestigiosas, y en particular la enseñanza católica goza de un enorme arraigo y prestigio.

¿Supone un problema a la hora de que las administraciones les cedan espacios para desarrollar sus espacios educativos el hecho de ser una fundación educativa de carácter católico?
No, eso sería una discriminación por motivo religioso e iría en contra de los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución.

¿Es complicado encontrar docentes que aúnen fe con profesionalidad?
No, encontramos muchos buenos profesionales que además transmiten con su propia vida los valores que el colegio desea enseñar.

Respecto a la educación diferenciada. ¿Cuál es el fundamento de que sea más adecuada para el desarrollo de los niños?
Hay unas diferencias naturales entre chicos y chicas que hacen que sea distinta la forma de aprender y los ritmos de desarrollo, y la educación diferenciada es una magnífica experiencia, demostrada en muchos países en entornos muy variados, tanto de tipo socioeconómico como religioso.

¿Tienen planes de expansión geográfica para el corto plazo?
Nos han hecho propuestas en lugares muy diversos, pero tenemos una limitación financiera importante que nos hace necesitar tiempo para crecer.

He leído que en sus colegios todos los alumnos tienen una Tablet. ¿Hasta qué punto es útil la implantación de las nuevas tecnologías en la enseñanza y no es “esnobismo”?
Llevamos dos años con esta experiencia y los resultados son bastante buenos. Está sirviendo para acometer innovaciones importantes en el modo de educar, y ese afán de renovarse es fundamental en la enseñanza.

Muchas gracias por su atención y por dedicar su tiempo a Infovaticana.com

Opus Dei, Vigo