ME ENVÍAN ESTA CARTA

(podría haber sucedido -por desgracia- en muchas otras ciudades, paises,....Le agradecemos a este Alcalde y a todos los que defienden sin sectarismos lo razonable)
D. Carlos: He aqui la carta del alcalde francés sobre los belenes, al presidente de la asociación de la "Libre pensée"... 
como su nombre lo deja claramente entender se trata de los mayores tiranos de nuestro pais.... 
XXX

-------------------------


El alcalde
Castres, 22 de diciembre de 2014
Señor,
En su cualidad de Presidente de la Federación del Libre Pensamiento del Tarn, me pide que haga proceder a la remoción de la exposición de belenes de la plaza Jean-Jaurès, instalada para las fiestas de Navidad, en el ámbito del mercado de Navidad del año 2014, en la medida en que usted estima que, con esta instalación, he ignorado el principio del artículo 28 de la Ley de 9 de diciembre de 1905.
Le podría contestar que ese artículo prohíbe: “levantar o colocar cualquier signo o emblemas religiosos en los monumentos públicos o en cualquier lugar público, a excepción de los edificios destinados al culto, de los terrenos para la sepultura en los cementerios, de los monumentos funerarios así como de los museos o exposiciones” y que en la medida en que usted mismo en su carta califica por 7 veces al evento en cuestión de “exposición”, me permite pensar que (perdóneme la expresión) [la “messe est dite”: la misa está dicha] no hay más qué decir.
Pero sería demasiado fácil esconderse detrás de argucias jurídicas y yo me atrevo a comunicarle unos libres pensamientos de algunos defensores de la libertad de pensamiento que recuerdan, y los cito, cuál es el significado del belén.
“El belén es la Navidad y la Navidad es el belén”.
El belén es también la historia de una familia que por falta de derecho a la vivienda se ha refugiado en un establo. Es un signo de esperanza para todos los sin techo.
El belén es también un rey árabe y otro africano que vienen a visitar a un Judío. Es un signo de esperanza y de paz en estos tiempos de choque de civilizaciones y de conflicto en el Medio Oriente.
El belén son también los pastores gritando de alegría y cantando en una noche de diciembre. ¿Conoce usted a muchos pastores que se ríen en este tiempo de crisis?
El belén es un buey, símbolo de la condición laboriosa del hombre.
Por último, el belén es un burro, aunque un rumor dice que “ese burro salió del belén en 2014 para unirse a la Federación del Libre Pensamiento del Tarn”.
En cuanto a mí, apenas me atrevo a decirle cuáles son mis pensamientos cuando constato a qué miserables luchas se dedican valerosos ciudadanos, mientras que muchos de nuestros semejantes tendrían el derecho de esperar que vuestra sagacidad se pusiera al servicio de sus sufrimientos y esperanzas.
No puedo naturalmente desearle unas buenas fiestas de Navidad, por razones que no se le escaparán, ni animarle a celebrar las virtudes del nuevo año, ya que nuestro calendario se empeña en tomar como referencia un antes y un después de Cristo.
Le concedo a pesar de todo unos saludos ciudadanos.
Pascal BUGIS